Tumedico.com.ve

Vademécum

Guía Farmacológica
  • La correcta interpretación de este contenido requiere una formación especializada.
  • tumedico.com.ve ofrece este servicio como una guía informativa mas no vende ningún tipo de medicamento.
  • Recuerde NO automedicarse y consultar a un médico especialista.
Buscar:
 
Pfizer
Compañia farmacéutica que se basa en principios bien definidos en favor del área de salud.

Tafil

Composición: Cada tableta Tafil contiene: alprazolam 0,25mg, 0,50mg, 1mg y 2mg.
Farmaco: Sedante
Presentación: Estuche con 30 tabletas de 0,25mg E.F.23.803. Estuche con 40 tabletas de 0,50mg E.F.23.804. Estuche con 40 tabletas de 1mg E.F.23.805. Estuche con 30 tabletas de 2mg E.F.27.027.
Dosificación: Tafil Ansiolí­tico, neurosis depresiva: adultos: 0,25 a 0,50mg 3 veces al di­a. La dosis de mantenimiento debe individualizarse, de acuerdo con la severidad de los síntomas y con la respuesta de cada paciente. Dosis máxima: 4mg/día. Desórdenes de pánico: 0,50mg como dosis inicial tres veces al día por ví­a oral y, según la respuesta terapéutica, aumentar la dosis en 1mg cada 3 ó 4 dí­as hasta 4mg/dí­a con una dosis máxima de mantenimiento de 10mg/dí­a.
Indicaciones: Ansiolí­tico. Neurosis depresiva. Desórdenes relacionados con crisis de pánico.
Contra Indicaciones: Sensibilidad a las benzodiazepinas; estenosis pilórica, duodenal y retención urinaria. Glaucoma o miastenia grave. Embarazo y lactancia. Está contraindicada la ingestión de bebidas alcohólicas mientras dure el tratamiento.
Reacciones Adversas: Se observan generalmente al comienzo del tratamiento, y desaparecen usualmente con la continuación de la medicación o con la disminución de la dosis. El efecto más observado es la somnolencia, sedación de pesadez y pérrdida de lucidez/desvanecimiento. Menos comunes son: aturdimiento, depresión, insomnio, nerviosismo/ansiedad, temblor, cambio de peso, mareos, náuseas, boca seca, constipación y sensación de cabeza liviana, alteraciones en la memoria, deterioro de la memoria/amnesia, visión borrosa, falta de coordinación, diversos sí­ntomas gastrointestinales, dermatitis y manifestaciones autonómicas. En muy raras ocasiones: estimulación, agitación, espasticidad muscular, trastornos del sueño, dificultades de concentración, confusión, alucinaciones, diston­a, irritabilidad, anorexia, fatiga, hablar lento y confuso, ictericia, debilidad musculoesquelética, disfunción sexual/cambios de libido, irregularidades menstruales, incontinencia, retención urinaria, función hepática anormal e hiperprolactinemia o algún otro efecto de comportamiento adverso. En estos casos debe descontinuarse la administración del producto.
Precauciones: No conducir vehículos de motor o maquinaria peligrosa, hasta que se determine que Tafil no provoque somnolencia o vértigo. La dosificación debe descontinuarse gradualmente, ya que el retiro abrupto de cualquier agente contra la ansiedad, puede provocar síntomas similares por los cuales estos pacientes han sido tratados. Los signos y sí­ntomas de retiro pueden incluir ansiedad, agitación, irritabilidad, tensión, insomnio y ocasionalmente convulsiones. Se sugiere que la dosis diaria se disminuya no más de 0,5mg c/ 3 días. En algunos pacientes, la reducción de la dosis podrí­a ser menor (individualizar a juicio del facultativo). Tomar precauciones en pacientes con insuficiencia coronaria severa, infarto reciente del miocardio, enfermedades cerebrovasculares o insuficiencia. No se ha establecido la eficacia en menores de 18 años. Cuando haya sido necesaria su administración por tiempo prolongado y, especialmente con dosis altas, deberá ser retirado gradualmente para evitar los posibles efectos de su retiro brusco.
Advertencias: Aunque no se han observado sintomas de retiro en pacientes a quienes se les ha discontinuado abruptamente TAFIL, después de una terapia a largo plazo, tales síntomas han sido reportados al discontinuar abruptamente otras benzodiazepinas. Aquellos individuos predispuestos al abuso de drogas, tales como: acohólicos y conocidos adictos a las drogas, deben vigilarse al recibir benzodiazepinas, debido a la predisposición de tales pacientes al hábito y a la dependencia. El uso combinado de este producto con otros agentes psicotrápicos debe realizarse sólo después de haber evaluado detalladamente las posibles interacciones de las drogas utilizadas. Debe descontinuarse su uso ante los primeros indicios de que se requiere incrementar su dosis, por cuanto este síntoma puede evidenciar el inicio de dependencia.