Tumedico.com.ve

Vademécum

Guía Farmacológica
  • La correcta interpretación de este contenido requiere una formación especializada.
  • tumedico.com.ve ofrece este servicio como una guía informativa mas no vende ningún tipo de medicamento.
  • Recuerde NO automedicarse y consultar a un médico especialista.
Buscar:
 
Pfizer
Compañia farmacéutica que se basa en principios bien definidos en favor del área de salud.

Solumedrol

Composición: Solumedrol Metilprednisolona bajo la forma de succinato sódico de metilprednisolona.
Farmaco: Corticosteroide
Presentación: Frasco-ampolla de 40mg, 125mg, 500mg y 1.000mg E.F.16.396, 15.996, 17.439 y 17.197.
Dosificación: Terapia adjunta en condiciones de riesgo de vida: 30mg/kg IV en un período de al menos 30 minutos. La dosis puede ser repetida cada 4-6 horas hasta por 48 horas. Desórdenes reumáticos que no respondan a la terapia estándar (o durante episodios de exacerbación): administrar cualquier rígimen como pulsos de dosificación intravenosa por al menos 30 minutos. El régimen puede ser repetido si no ocurre mejoría en 1 semana después de la terapia, o si la condición del paciente lo amerita. 1 g/dí­a por 1-4 días o 1g/mes por 6 meses. Lupus eritematoso sistómico que no responda a la terapia estándar (o durante episodios de exacerbación): administrar 1 g/día por 3 dí­as como pulsos de dosificación intravenosa por al menos 30 minutos. El régimen puede ser repetido si no ocurre mejoría en 1 semana después de la terapia, o si la condición del paciente lo amerita. Esclerosis múltiple que no responda a la terapia estárndar (o durante episodios de exacerbación): administrar 1g/dí­a por 3-5 dí­as como pulsos de dosificación intravenosa por al menos 30 minutos. El régimen puede ser repetido si no ocurre mejoría en 1 semana después de la terapia, o si la condición del paciente lo amerita. Estados edematosos como glomerulonefritis o nefritis lúpica que no responda a la terapia estándar (o durante episodios de exacerbación): administrar cualquier régimen como pulsos de dosificación intravenosa por al menos 30 minutos. El régimen puede ser repetido si no ocurre mejorí­a en 1 semana después de la terapia, o si la condición del paciente lo amerita. 30mg/kg con un dí­a de por medio por 4 dí­as o 1g/dí­a por 3, 5 ó 7 días. Cáncer terminal (para mejorar la calidad de vida): administrar 125mg/dí­a IV por hasta 8 semanas. Prevención de náuseas y vómitos asociados con la quimioterapia del cáncer: para quimioterapia leve o moderadamente emetogénica: administrar 250mg IV durante por lo menos 5 minutos 1 hora antes de iniciar la quimioterapia. Repetir la dosis de metilprednisolona al inicio de la quimioterapia y al momento del vómito. La fenotiazina clorhidratada puede también usarse con la primera dosis de metilprednisolona para incrementar el efecto. Para la quimioterapia severamente emetogénica: administrar 250mg IV por al menos 5 minutos con dosis apropiadas de metoclopramida o butirofenona 1 hora antes de iniciar la quimioterapia. Repetir la dosis de metilprednisolona al inicio de la quimioterapia y al momento del vómito. Lesión aguda de médula espinal: el tratamiento debería instituirse dentro de las primeras 8 horas de la lesión: para pacientes iniciados en tratamiento dentro de las 3 primeras horas de la lesión: administrar 30mg/kg como bolus IV en un período de 15 minutos seguido por una pausa de 45 minutos, y entonces una infusión continua de 5.4mg/kg/h por 23 horas. Para pacientes iniciados en el tratamiento dentro de 3 a 8 horas de la lesión: administrar 30mg/kg como un bolo IV en un perí­odo de 15 minutos seguido de una pausa de 45 minutos, y entonces una infusión IV continua de 5,4mg/kg/h por 47 horas. Debe separarse un sitio IV para la bomba de infusión. Pneumocystis carinii, neumonía en pacientes con AIDS: la terapia debería comenzar dentro de 72 horas del tratamiento inicial antineumocistis: un posible régimen es administrar 40mg IV cada 6 a 12 horas, comenzando con un máximo de 21 días o hasta el final de la terapia antineumocistis. Debido al porcentaje incrementado de reactivación de TBC en pacientes con sida, se deberí­a considerar dar terapia antimicobacteria si el corticosteroide se usa en este grupo de riesgo. Los pacientes deben ser observados por activación de otras infecciones latentes. Exacerbación de enfermedad pulmonar obstructiva crónica: se han estudiado dos regímenes de dosis: 0.5mg/kg IV cada 6 horas por 72 horas o 125mg IV cada 6 horas por 72 horas, cambiar a corticosteroide oral y disminuir poco a poco la dosis. El perí­odo de tratamiento total deberí­a ser al menos 2 semanas. Como terapia adjunta en otras indicaciones: la dosis inicial variará de 10 a 500mg IV según la condiciòn clí­nica. Dosis mayores pueden requerirse para el manejo a corto plazo de condiciones severas, agudas. Las dosis iniciales hasta 250mg deberí­an ser administradas IV por un período de por lo menos 5 minutos, mientras que dosis mayores deben ser administradas por lo menos en 30 minutos. Dosis subsecuentes pueden ser administradas IV o IM a intervalos de acuerdo a la respuesta del paciente y a su condición clínica.
Contra Indicaciones: Infecciones sistémicas por hongos. Casos de conocida hipersensibilidad a los componentes.
Reacciones Adversas: Infecciones e infestaciones: reacciones de hipersensibilidad, incluyendo anafilaxis con o sin colapso circulatorio, detención cardíaca, broncospasmo. Desórdenes del sistema inmune: reacciones de la hipersensibilidad, incluso anafilaxis con o sin colapso circulatorio, paro cardí­aco, broncospasmo. Desórdenes endocrinos: el desarrollo de estado Cushingoide, supresión de el eje pituitario-suprarrenal. Desórdenes de nutrición y metabolismo: retención de sodio, insuficiencia cardíaca congestiva en los pacientes susceptibles, hipertensión, retención de lí­quidos, pérdida de potasio, alcalosis hipopotasemia. Desórdenes psiquiátricos. Desórdenes del sistema nervioso: presión intracraneal aumentada con papiledema (Psedotumor cerebri), convulsiones. Desórdenes oculares: cataratas subcapsulares posteriores, exoftalmos. Desórdenes cardí­acos: ruptura del miocardio posterior a infarto del miocardio, hipotensión, arritmia. Desórdenes vasculares: hipertensión, hipotensión, petequias. Desórdenes respiratorios, torácicos y mediastinales: persistente hipo con altas dosis de corticosteroides. Desórdenes gastrointestinales: ulceración péptica con la posible perforación y hemorragia, hemorragia gástrica, pancreatitis, esofagitis, perforación del intestino. Desórdenes de la piel y tejido subcutáneo: equimosis, piel frágil delgada. Desórdenes musculoesqueléticos y tejidos conectados: miopatí­a esteroidea, debilidad muscular, osteoporosis, necrosis aséptica. Desórdenes del sistema reproductivo y mamas: irregularidades en la menstruación. Desórdenes generales y condiciones del sitio de administración: heridas debilitadas, supresión del crecimiento en niños. Investigaciones: pérdida de potasio, aumentos en la alanina transaminasa (ALT, SGPT), aspartato transaminasa (AST, SGOT) y fosfatasa alcalina, negativo balance de nitrógeno debido a catabolismo de proteí­na, incremento de la presión intraocular, supresión de las reacciones a las pruebas de la piel. Heridas, envenamiento y complicaciones del proceso: fracturas patológicas, fracturas de compresión vertebral, ruptura de tendón, particularmente del tendón de Aquiles.
Advertencias: Solumedrol Como antiemético sólo debe emplearse en caso de tumores malignos, en los que el uso de supresores del cáncer necesarios se hacen dificultosos a causa de la aparición de vómitos severos.